TESTIMONIO

Tonya Pepper


Proyecto: Rehabilitation Center for Girls in Cusco

Estancia: 2 meses

País de procedencia: Estados Unidos

Es un proyecto ideal para cualquiera, incluso si solo se dispone de un día. Se basa en un programa preestablecido, con tareas determinadas para realizar; por ejemplo, si se trabaja por las mañanas se ayuda a los niños a prepararse para el día, vestirlos, jugar con ellos, alimentarles, limpiarles y ponerles a dormir la siesta. También se necesitan voluntarios para los fines de semana, sobre todo por las tardes-noches, cuando hay menos enfermeras trabajando y casi ningún voluntario. Cuando no hay gente alrededor, los niños simplemente se sientan y no hacen nada, cuando podrían aprovechar para llevar a cabo ejercicios de estimulación. Me ha encantado este proyecto, los niños son felices, graciosos y normalmente se alegran de verle a uno. Se me ha permitido, como terapeuta con experiencia con niños con necesidades especiales, acceder a la sala de terapia y elegir con qué niño deseo trabajar. También he podido elegir el tipo de terapia a usar. La clínica es muy flexible en este aspecto además de en cuanto a los horarios. Si no puedo asistir durante la semana lo hago durante los fines de semana. A los niños les encanta pasar tiempo en la sala de juegos, con sus juguetes, ir a pasear (o hacer carreras de sillas de ruedas) por los alrededores de la clínica y sobre todo les fascina cuando los voluntarios traen globos, burbujas, balones y proyectos simples de arte. La mayoría de los niños no tienen mucha movilidad, solo un 25% de ellos pueden comunicarse o caminar o ir a la escuela. No se necesita un nivel muy alto de español para participar en este proyecto ya que la mayoría de los niños no pueden hablar o solamente entienden quechua y las enfermeras, o la mayor parte de ellas, son muy reservadas. Esta muy claro lo que este proyecto necesita y es un lugar ideal para cualquier voluntario.

Jocelyn Baldor


Proyecto: Centro de rehabilitación para adultos

Estancia: 2 meses

País de procedencia: Estados Unidos

Trabajar como voluntaria en una clínica de salud mental de Perú fue una maravillosa experiencia; lo mejor fue la libertad con la que contaba. Comencé, con mi español básico, trabajando con pacientes con poca movilidad, y una vez que mi idioma mejoró un poco, mi programa se amplió incorporando algún taller de sicología para los pacientes con mayor movilidad. Al principio observaba solamente, aprendiendo, y antes de darme cuenta, estaba dirigiendo el taller en la ausencia de la enfermera. Mi vocabulario creció a la vez que mis responsabilidades y mi relación con los pacientes. Después de dos meses de días buenos y malos, hice un montón de amigos (incluso asistí a un concierto del Grupo 5 con mis colegas), aprendí mucho sobre el sistema de salud mental de Perú y usé mi español en un marco de servicios sociales. Lo que destacaría, sobre todo, es la fuerte conexión que conseguí con los pacientes y la cantidad de amigos que hice en el proyecto.



Proyectos de Voluntariado

Testimonios
El pickup en el aeropuerto perfecto. La familia muy bien, estoy compartiendo la casa con otra voluntaria y estamos muy bien, nos cuidan mucho, no tenemos ninguna queja!
© 2010 volunteerworklatinamerica.org    All rights reserved
Phone: (+51) 84 26 2345 - fax: (+51) 84 24 1422
Share This
Facebook
Twitter
Google+
LinkedIn
Share:
0
0
0
Follow us on: